¿Cuántas exposiciones has realizado hasta el momento y en dónde?

Recuerdo dos o tres exposiciones en Berlín y dos en Leipzig.

¿Has obtenido algún premio artístico?

No. Participé en un concurso siendo adolescente cuyo premio era un viaje por el Amazonas, la Ruta Quetzal. ¿Es el Amazonas? Recuerdo que dibujé a un indio ligero de ropa al estilo de los viejos grabados de los conquistadores. Me hubiese gustado ganar el viaje pero desgraciadamente no fue así.

De todas las exposiciones que has realizado ¿cuál es la que más te ha aportado o impresionado y por qué?

Las exposiciones que he realizado han sido siempre un desastre. La peor de todas fue la última, en esa me he sentido más ultrajado que en cualquier otra y es probablemente aquella con la que más he aprendido. Fue en el sótano de un restaurante/club nocturno. Un hombre me dijo que me podía “ayudar” con mi “arte”. Ni siquiera apareció para ayudarme a montarla. Trabajé muchas horas e incluso realicé una performance que puso en riesgo mi integridad a juzgar por la advertencia de mi padre, cuando supo la temática. No vendí nada. Invité a los que vinieron a verla a un vino y poco más.

¿Qué es el arte para ti?

“El arte” son dos palabras que me hacen arquear una ceja y elevar también la otra, aunque no tan arriba como la primera.

¿Por qué crea Juan Avellanosa?

Creo que una pregunta así sería mejor hacérsela directamente a él en vez de a mí. Probablemente lo hará porque piensa que así va a ligar más.

¿Cuáles son tus expectativas a futuro?

Crear suficiente valor para que mis herederos no tengan jamás que trabajar.

_________________________________

La entrevista fue realizada por Helena García Moreno con Juan Avellanosa en Leipzig, en septiembre de 2019.